Pitérate – Psicólogos Madrid

El duro camino del atleta olímpico

El duro camino del atleta olímpico

El duro camino del atleta olímpico

Último examen del instituto, teórico del carné de conducir, cuarta prueba de la oposición. Ha pasado mucho tiempo desde entonces y ahora lo recuerdas con cierta felicidad, pero en aquel momento fueron verdaderas situaciones de estrés. Requirió tener unos elevados conocimientos, pero además se acompañó de situaciones nada favorables: el miedo al fracaso, ser juzgado por los compañeros, el reproche paterno…

Cuando un atleta se prepara para una competición pasa por hechos similares. Este deportista de alto rendimiento requiere de esos elevados conocimientos en la materia pero que pueden no ser suficientes para obtener la medalla. Se siente observado y juzgado, está en una competición con personas nuevas, debe ver la ejecución de sus rivales, y además los nervios pueden jugar una mala pasada. Todos estos hechos colocan al atleta en una situación complicada por lo que es imprescindible una preparación psicológica.

Esta preparación está basada en tres cosas:

  1. Programa de trabajo.
  2. Dicho programa incluido en el plan general del deportista.
  3. Un especialista.

Hasta ahora, lo que se ha pensado tradicionalmente es que la psicología del deporte se enfocaba básicamente en la motivación, pero la perspectiva de trabajo es mucho más amplia. Se trabaja con la concentración, la resolución de problemas, la ejecución de movimientos, sobreponerse ante los rivales y mantener un alto rendimiento en todo momento.

Los procesos psicológicos son muy complejos en la interacción con el medio en que se desenvuelve. Se relaciona con herramientas de trabajo, entrenadores, rivales y competiciones. Cada aparato, cada persona y cada entorno posee condiciones únicas, por lo que debe trabajarse la plasticidad y la disciplina de forma paralela.

El entrenador y el psicólogo deportivo deben acompañar, motivar y aconsejar al atleta desde una perspectiva, como hemos visto, muy amplia.

Los atletas que estos días vemos compitiendo en Río de Janeiro llevan meses y años a sus espaldas. El camino que acaba en Brasil empezó hace muchísimo tiempo y en ese camino han pasado por todo tipo de situaciones, unas más duras que otras, por lo que sin las herramientas aportadas por su psicólogo o coach no habrían podido llegar hasta donde están.

La Psicología acompaña al atleta y el triunfo está reservado para los mejores.

Ángel Rull.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *