Pitérate – Psicólogos Madrid

Combate tu ansiedad corrigiendo estos errores mentales

Combate tu ansiedad corrigiendo estos errores mentales

Combate tu ansiedad corrigiendo estos errores mentales

La ansiedad es uno de los principales problemas que vivimos en occidente. Estrés, preocupaciones laborales y familiares… Cualquier situación sin las herramientas necesarias puede causarnos ansiedad. Comprender los riesgos y los recursos puede liberarte del miedo y la preocupación innecesaria. Permanece a atento a los siguientes errores mentales y corrígelos.

Conócete sin ansiedad.

David era un buen contable y tenía un trabajo bien remunerado, pero cuando calculó varios riesgos emocionales, sus cifras fueron todas incorrectas. “No hay forma de que pueda hablar con Cristina”, pensó para sí mismo. “Probablemente tropezaré con mis palabras, y ella pensará que soy un idiota. Entonces, nunca podré volver a mirarle a la cara “.

Los sentimientos incómodos de ansiedad generalmente se deben a algún problema o evento temido que las personas esperan o anticipan. Es decir, una sensación de riesgo, amenaza o de estar en peligro de sufrir alguna pérdida o lesión.

La cantidad de recursos que las personas sienten que tienen para afrontar el riesgo, la amenaza o el peligro percibido también se convierte en experiencias de ansiedad. Por lo general, cuando las personas se sienten extremadamente ansiosas, tienden a sobreestimar los riesgos y subestiman su capacidad para manejarlos.

¿Cómo actúan las herramientas frente a la ansiedad?

Aquí hay un ejemplo que ayuda a ilustrar este punto: imagina que estás acampando en el bosque profundo, sentado junto a un fuego, cuando de repente, de entre los árboles aparece un oso grande, feroz y hambriento. En una escala del uno al diez, ¿cómo de asustado te sentirás? Probablemente un diez, ¿verdad? Vale, supongamos que tienes un palo fuerte, largo y afilado para alejar al oso, ¿cómo de ansioso te sentirás? ¿Tal vez un nueve? ¿Qué pasaría si estuvieras con un grupo grande de personas, todas con palos? ¿Cómo es el miedo ahora? O, digamos que, en lugar de palos afilados, el grupo estaba armado con antorchas encendidas. ¿Cómo es el nivel de miedo ahora? ¿Tal vez un seis? Avancemos un poco más y supongamos que el grupo tenía rifles y pistolas. ¿Cómo de asustado te sentirías entonces? Probablemente mucho menos que un diez, un nueve o un seis, ¿verdad? Claro, porque en este último escenario te percibes a ti mismo como alguien que tiene recursos poderosos (armas de fuego) para hacer frente al riesgo, la amenaza o el peligro (un oso).

Por supuesto, en nuestro viaje de campamento imaginario, simplemente dispararíamos algunas balas al aire y el oso saldría ileso.

ansiedad-errores-mentales-cognitivos-psicologos-madrid-online-oso

La clave aquí es subrayar la relación entre nuestras evaluaciones de riesgo y nuestras estimaciones de los recursos de afrontamiento y cómo esta relación influye en las experiencias de ansiedad. Recuerde, la mayoría de las personas ansiosas sobreestiman el riesgo, la amenaza o el peligro y subestiman sus recursos para sobrellevarlos. Probablemente David no se molestaría en invitar a Cristina, incluso si ella lo rechazara. Además, es muy probable que tenga la fortaleza personal para recuperarse con solo un hematoma leve en el ego si dijo “no”.

¿Qué debo hacer cuando empiezo a sentir ansiedad?

Pregúntate si estás midiendo con precisión el alcance del riesgo que debes afrontar y luego trata de considerar todos los recursos que tienes a tu disposición.

Este simple ejercicio a menudo es muy útil para mantener una perspectiva equilibrada y puede ayudarte a reducir la ansiedad innecesaria.

Para ampliar más esta idea, considera que las personas clínicamente ansiosas a menudo cometen algunos “errores de cálculo” adicionales cuando evalúan ciertas situaciones o escenarios.

Errores al calcular la ansiedad y nuestras herramientas

– En primer lugar, las personas ansiosas a menudo confunden problemas de baja probabilidad (es decir, eventos muy poco probables, malos) con ocurrencias de alta probabilidad (es decir, eventos muy probables). Entonces, en lugar de entender y creer profundamente que ser mordido por una serpiente mientras camina en el bosque es extremadamente improbable, una persona con fobia a las serpientes sentirá profundamente que probablemente podría suceder. En otras palabras, las personas ansiosas a menudo confunden lo posible con lo probable y, por lo tanto, sobreestiman en gran medida las probabilidades de que ocurra algo malo.

– El segundo error cognitivo común en la ansiedad es sobreestimar ampliamente el impacto real de los eventos estresantes. En otras palabras, las personas ansiosas generalmente creen que, si algo malo sucede, producirá una consecuencia dramática o incluso devastadora que podría ser demasiado fuerte para manejarla. Entonces, una persona con una fobia a las serpientes probablemente pensará, sentirá y creerá que ser mordido por una serpiente tendrá consecuencias fatales o incluso letales, en lugar de reconocer que la gran mayoría de las serpientes no son venenosas y casi nunca causan lesiones graves.

Por lo tanto, las personas ansiosas sobreestiman en gran medida las posibilidades de que ocurra un evento temido y también la gravedad de las consecuencias del evento si realmente sucede.

Y, como se señaló anteriormente, esta díada de creencias generalmente se asocia con la subestimación concurrente de los recursos de afrontamiento y la capacidad de uno para manejar los muchos desafíos de la vida.

Pero una vez que las personas reconocen los muchos apoyos y recursos en los que pueden confiar (por ejemplo, fortaleza personal, resistencia, fortaleza, familia, amigos, vecinos, profesionales, etc.), a menudo se sienten un poco mejor. Luego, generalmente les resulta más fácil comenzar a tomar los pasos de acción concretos necesarios para vencer la ansiedad. Específicamente, aquellos que enfatizan acercarse y enfrentar gradualmente las situaciones provocadoras de ansiedad que los han frenado.

Porque darse cuenta de que sus pensamientos y creencias están creando falsas barreras de ansiedad innecesaria, que son como espejismos emocionales, ayuda a las personas a superarlas. Y, de ese modo, avanzar en la vida con más confianza y menos miedo.

¡No te olvides de compartir este artículo!

 

Ángel Rull.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *