Pitérate – Psicólogos Madrid

Ejercicios para subir la autoestima

Ejercicios para subir la autoestima

Ejercicios para subir la autoestima

Te miras en el espejo y no te gustas, te criticas, piensas que todo lo haces mal y hace tiempo que no te soportas. No hace falta que te diga que el mayor problema que tienes es la baja autoestima (el grado de aceptación que tenemos de nosotros mismos, cómo nos vemos de forma subjetiva).

Este problema no viene de ahora. Se ha ido agravando. Cada experiencia negativa, cada comentario hiriente hacia nosotros, nuestras malas experiencias, han ido creando un poso de malestar que ahora hace que nos tengamos poco o nada de cariño.

Solucionarlo es más sencillo de lo que parece. ¿Quieres tres ejercicios que te ayudarán de forma rápida a conseguirlo?

  1. Mímate, cuídate, enamórate a ti mismo. Sólo mira la situación desde fuera. ¿Cómo te conquistarías? ¿Un baño de espuma, una tarde en el parque, jugar con plastilina…? Cualquier detalle dirigido únicamente a enamorarte de ti mismo. Y no, esto no incluye comer pizza cada vez que estamos de bajón. La mala alimentación no es cuidar al otro, en este caso a uno mismo.
  2. Canta, canta mucho, y baila todo lo que puedas. La música está a día de hoy incluida en numerosas terapias, no por ser alternativos, sino porque se ha demostrado que realmente funciona para levantar el ánimo. Y cuánto más levantado tengas el ánimo, más te querrás.
  3. Afirmaciones positivas. Esta es una de las grandes claves. La autoestima funciona a base de frases que nos dirigimos a nosotros mismos. En el caso de las personas con la autoestima baja, la gran mayoría de estas frases están formuladas en sentido negativo: todo lo haces mal, ningún vestido te sienta bien, no vales para nada… ¿Qué hacemos? Invertir de forma consiente estas afirmaciones. Cualquier ocasión es buena para hacerlo. Mírate al espejo y sonríe, dite lo guapo que estás. Cada vez que hagas algo bien, prémiate verbalmente por ello. Cuando te levantes por las mañanas, que la primera frase sea de cariño hacia ti.

Son pasos sencillos, pero cuando intentes incorporarlos a tu día a día verás que a veces cuesta. Ponerte frente al espejo y decirte que te quieres no es sencillo, especialmente porque estás acostumbrado a todo lo contrario. Darte cuenta de lo difícil que es, sólo es señal de lo poco que te estabas queriendo.

Cambia tu vida, pero cambia tú primero, mimándote y queriéndote como te mereces.


¿Aún quieres más? En unos días estrenamos talleres online. Sí, los puedes hacer desde casa. Si quieres más información, escríbenos desde la página de Contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *