Pitérate – Psicólogos Madrid

No sabemos descansar

No sabemos descansar

No sabemos descansar

No sabemos descansar, disfrutar de nuestro ocio. Esperamos con ansia que llegue el fin de semana y lo empleamos en fiestas inacabables, alcohol como para llenar un estadio y música atronadora. Llegan las vacaciones y corremos a achicharrarnos a la piscina, a seguir bebiendo, a destrozar nuestros cuerpos. Esperamos que se pare la rutina, para decirnos que nos meremos descansar, pero realmente no lo creemos así. No sabemos parar, no somos capaces de estar sin hacer nada y simplemente disfrutar de ese instante. Il dolce far niente que lo llaman los italianos. Esa dulzura del pequeño instante en el que decides no hacer nada. Tal vez tengas mil cosas que hacer, lavadoras que poner, deberes que hacer… pero de vez en cuando mereces parar, parar de verdad, sin culpabilidad ni remordimiento, no sentir que se acaba el mundo. La vida está hecha para disfrutarla en paz, para ser feliz.

Pensamos que estas vacaciones las vamos a disfrutar como nunca, pero llega el 22 de agosto y nos sentimos culpables, no hemos hecho todo lo que nos gustaría, nos habíamos marcado objetivos que dios sabe dónde quedaron, libros que no hemos leído, paseos que no hemos hecho, ciudades a las que no hemos ido. No pasaría nada si no fuera porque ahora sentimos culpa. Pero, ¿por qué nos sentimos culpables? La vida es nuestra y tenemos derecho a hacer o a no hacer nada, a descansar o a bailar. Tenemos derecho a no hacer nada si es eso lo que realmente nos apetece.

Il dolce far niente.

Ángel Rull.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *