Pitérate – Psicólogos Madrid

¿Cómo podemos responder ante las provocaciones?

¿Cómo podemos responder ante las provocaciones?

¿Cómo podemos responder ante las provocaciones?

El viejo samurái

Hace mucho mucho tiempo, vivía cerca de Tokio un anciano y respetado samurái que había ganado muchas batallas.

Su tiempo de guerrero ya había pasado. Ese sabio samurái ahora se dedicaba a enseñar a los más jóvenes, aunque aún persistía la leyenda de que era capaz de derrotar a cualquier adversario, por muy bueno que fuera.

Una tarde de verano, apareció en su casa un guerrero conocido por sus malas artes y poca caballerosidad. Era famoso por su carácter provocador y sus pocos escrúpulos. Su estrategia consistía en molestar a su adversario, hasta que este, movido por la ira, bajaba la guardia y atacaba ciegamente. Cuentan que jamás había sido derrotado. Y esa tarde se propuso destruir la leyenda del anciano samurái para aumentar aún más su fama.

Muy pronto el guerrero empezó a insultar al sabio samurái, llegando a tirarle piedras e incluso escupirle el rostro. Así fueron pasando los minutos y las horas, pero el sabio samurái permanecía impasible sin sacar su espada. Pasada la tarde, ya exhausto y humillado, el guerrero se dio por vencido.

Los aprendices de samurái, indignados por los insultos que había recibido el maestro, no comprendían por qué el anciano no se había defendido y asumieron su actitud como un símbolo de cobardía. Le preguntaron:

– Maestro, ¿cómo has podido soportar tanta indignidad? ¿Por qué no blandiste tu espada, aunque supieras que ibas a perder la batalla, en vez de actuar de manera tan cobarde?

A lo que el maestro respondió:

– Si alguien llega con un presente y no lo aceptáis, ¿a quién pertenece el regalo?

– ¡A la persona que lo vino a entregar!

– Pues lo mismo vale para la rabia, los insultos y la envidia… – Respondió el maestro samurái – Cuando no son aceptados, siguen perteneciendo a quien los llevaba consigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *